Artículos sobre arte

Dibujar al natural

¿Por qúe es tan beneficioso para los ilustradores y pintores tomar apuntes de lo que ven y dibujar al natural?

Dibujar al natural es, si no la mejor, una extraordinaria manera de aprender a dibujar y una fantástica base tanto si uno trabaja como ilustrador como si es pintor.

Y esto es así porque dibujando al natural perfeccionamos nuestro nivel de dibujo y aprendemos por nuestra propia cuenta cómo son las cosas que nos rodean. Vamos generando una extensa biblioteca particular de imágenes a partir de la cual salimos de la ingenuidad de presuponer el mundo para entrar en la veracidad de conocerlo y habernos adentrado en él. Y esa reserva de conocimiento ya nos acompaña durante toda nuestra vida profesional y se refleja en nuestros trabajos con un trazo más limpio y seguro, más experimentado y que está en condiciones de jugar más y mejor con los lenguajes.

india
Dibujando en Jaipur, Índia, en 2004, ante un grupo de personas que pasaban por ahí y que tuvieron curiosidad por ver de cerca el ejercicio y el trabajo.

Si hemos dibujado un roble doce veces, podremos tener una noción del mismo bastante más sólida que si no lo hemos dibujado nunca. De hecho, una cosa es verlo y otra dibujarlo; al dibujar las cosas las procesamos a un nivel mucho más profundo que si las estuviéramos simplemente viendo. Es lo mismo que estudiar leyendo el texto o estudiar escribiendo un resumen de lo que tienes que aprender. En el segundo caso, aunque lleve más tiempo, el estudio es mucho más efectivo y penetra y se retiene bastante más.

avio-guate
Entre el dibujo de arriba y el de abajo hay unos 80 días de diferencia y más de 300 dibujos en este mismo estilo (pilot sobre cartulina). En 2003 realicé un viaje de casi tres meses a varios países de Centroamérica y aproveché para poner en marcha la cámara fotográfica que los dibujantes tenemos en nuestras manos. El primer dibujo es del viaje de ida y el segundo es del viaje de vuelta. Me propuse hacer una serie de dibujos cada día como reto personal para mejorar mis habilidades de dibujo, y si observamos con detenimiento un dibujo y otro veremos que hay diferencias notables en cuánto a decisión del trazo, definición y concreción. Recuerdo perfectamente como a la vuelta de ese viaje me sentía perfectamente capaz de dibujar cualquier cosa que se me presentara delante de mí.

Además, es un sencillo y maravilloso trabajo para aquietar la mente y abrir el espíritu, para volver a apreciar una realidad que muchas veces nos pasa desapercibida o directamente rechazamos de forma subconsciente porque pensamos que ante nuestros ojos debería haber otra cosa.

Es una vuelta al aquí y ahora. Un trampolín para abrazar con el alma lo que tienes delante, sea lo que sea, hasta el punto de que a veces parece que lo estuvieras creando en ese mismo momento. Ya que adquieres unos nuevos ojos, más científicos y más compasivos, que te empujan a conectar con la esencia de las cosas a través del alma, a reconciliarte contigo mismo y con el mundo.

En este video que sigue muestro una de mis técnicas más recurrentes y sencillas para tomar apuntes del natural: rotulador y pilot sobre libreta de cartulinas. En este caso, a partir de una visita a Aquitania (Francia) a principios de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s